Gracias por todo Vanesa…

  Para ti Vanesa;   

 

    Hay ciertos temas de los que no me gusta hablar en el blog, porque creo que no es necesario y no estamos en el sitio más adecuado para hacerlo, creo que hay otras vías para ello, ni creo que sea la persona más adecuada para hacerlo, pero sería injusto no acordarse de las personas que ya no están con nosotros. Durante las vacaciones recibí una muy mala noticia que por desgracia sabíamos que no tardaría en llegar, el fallecimiento de una compañera, una persona y compañera muy especial por lo menos para mí, una compañera que no se merecía un final así ni tan pronto, una compañera con la que pasé mis primeras experiencias dentro de esta gran familia a la que tendré siempre en el recuerdo.

  Cuando aterricé en la diálisis en Enero del 2006 no conocía a nadie, y entré con muchas dudas, miedo, asustado y sin experiencia alguna en esto de la diálisis, entré en un turno donde no conocía a ningún compañero/a  y me encontré con un grupo de personas que me arroparon, me ayudaron y me hicieron sentir cómodo y muy a gusto muy pronto, algo muy importante para aquellos que empiezan con todo esto. Entre esas personas se encontraba Vanesa, una joven de 25 años que ya llevaba tiempo en diálisis, una persona alegre, cariñosa, amiga, compañera, por lo menos para mí y creo que para todos, una persona al cual le tenía un cariño muy especial y que pronto hicimos un a gran amistad.

  Cuando te encuentras rodeado con un grupo de personas de diferente edad, diferente sexo, formas de pensar, ideologías tan dispares pero con un mismo problema, entablas una amistad muy especial, porque tienes algo en común, tienes algo afín con ellos, algo que compartir. Esto suele pasar bastante entre pacientes crónicos, compartes momentos, a veces buenos y a veces por desgracia no tan buenos, y eso hace una amistad diferente que puede que sino estuviera junto a ellos en la unidad no hubiera conocido, quizás por eso es algo difícil de explicar.

  Para mí Vanesa fue como mi primera compañera de “pupitre” fue la primera persona que tuve a mi lado cuando empecé en la  diálisis y eso marca y mucho cuando se trata de una persona muy entrañable. Muy pronto entablamos una gran amistad y compartimos grandes momentos en la unidad. Nos contábamos historias, vivencias, veíamos películas juntos, nos reíamos y la verdad me sentía muy a gusto y arropado porque tenía un carácter diferente y a pesar de sus problemas siempre tenía buenas palabras y una actitud digna de admirar.

  Después de 12 años la amistad creció y aunque luego estuvimos en diferentes turnos siempre mantuvimos contacto mutuo, siempre sabíamos uno del otro y siempre la recuerdo con una sonrisa, a pesar de sus problemas. Ultimamente por desgracia ya llevaba unos meses muy delicados de salud, y la verdad se me encogía el estomago cada vez que iba a visitarla. A principios de verano marché de vacaciones y quedaba ingresada con sus problemas y la verdad me temía lo peor a la vuelta. Por desgracia no pude despedirme de ella y me enteré de su fallecimiento en mis vacaciones y desde luego es algo muy duro y difícil de asimilar, son noticias que no es muy agradable recibir  y menos desde la distancia y por supuesto de las personas a las que quieres y aprecias de verdad.

 

  Tras todos estos años he tenido grandes recuerdos, anécdotas y grandes momentos con ella, algo que nunca podré olvidar. Una de mis penas es no haberme podido despedir en su momento de ella personalmente, y algo que no me puedo perdonar es que no tenga alguna foto con ella más reciente, pero siempre la tendré en mi recuerdo. 

 

 

 

 

 

 


 

    Tengo que decir que desde que entré en diálisis, hasta el día de hoy he visto un poco de todo, por desgracia más cosas malas que buenas, quizás será que lo malo marca un poco más. Tras todos estos años he visto marchar compañeros y eso no es agradable, es algo muy duro. Ya es duro en tu vida diaria ver cuando marcha un ser querido, pues en este caso duele, porque rozas con ellos diariamente y como dije antes, aunque no coincidas con sus ideas, ni con su forma de ser, el vínculo es muy especial. Pues en este caso lo era, era una persona que quería, una persona que se hacía querer y no conozco a nadie que no piense igual que yo.

  Desde aquí te mando un fuerte abrazo estés donde estés, siempre te recordaré con una sonrisa en la cara y te echaré de menos Vanesa, porque se que no merecías este final, siempre te tendré en el recuerdo, con todo mi cariño y afecto estas lineas son para ti Vanesa…, “TQ Vane”

 

 

 


 

  Disfruta de la vida luego dónala blog donavida.

  Saludos Cordiales.

 

4 thoughts on “Gracias por todo Vanesa…

  1. Jayro C C

    Es una verdadera pena para todos los que hemos pasado por esta etapa que en mi caso duró dos años y en los cuales comprendi que las situaciónes medicas dificiles unen a las personas a las familias a las parejas aunque en algunos casos no se asi pero me quedo siempre con lo mejor de esto qie a sido la oportunidad de conocer a muchos amigos que en su mayoria me doblaban mis 40 años con los que empezé la HD , mi nostalgia para aquellos compañeros que se me adelantaron y de los cuales aprendi lo mucho que hay que querer esta unica vida que dios nos a dejado vivirla un poquito más . Gracias a todo el personal de la Clinica San Luciano de Villlaverde Alto De Madrid 2014 a 2016 y a todos les mando mucho Animooooooo 😃

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *