¿La diálisis duele?

 

¿La diálisis duele?;

La diálisis no duele, eso es algo que hay que decir y dejar claro, en una condiciones normales. Esta es una de las preguntas más habituales que nos hacen a los paciente de diálisis y sobretodo los que empiezan con las sesiones, por el desconocimiento y por el miedo al comienzo del tratamiento. Si todo va con normalidad en una sesión, (que debe de ser lo habitual), no se tiene que tener ni que pasar dolor, únicamente puede ser molesto la punción de la fístula arteriovenosa, en el comienzo de cada sesión. Si existe algún tipo de molestia o dolor, tendremos que comunicarlo, ya que se debe corregir y tendría que tener solución.  

 

Punción de la fístula arteriovenosa

 


 

Muchos médicos y profesionales de la diálisis creen que las horas durante el procedimiento de las sesiones hacen que muchas de estas molestias sean psicosomáticas y con cierta razón pues muchos pacientes van predispuestos a ello. Lo mejor que una persona puede hacer es llegar con una buena predisposición a las sesiones, es lo más aconsejable, lo cual puede ser algo difícil al principio por miedo y por el desconocimiento que tenemos tanto de la enfermedad como por el tratamiento.

También tenemos el efecto “dominó” en los pacientes, que consiste en que cuando un paciente le cuenta a otro que experimentó molestias o dolores, éste se lo cuenta a otro y así sucesivamente, al final uno escucha verdaderas falacias alimentadas por la imaginación de unos y el mal entendimiento de otros. Cada caso y paciente es diferente, lo mejor ante cualquier molestia o cualquier duda, comunicarlo al equipo profesional que nos rodea. 

En algunas ocasiones, el paciente podría tener molestias o calambres musculares, por la remoción de fluidos, pero esto puede ser controlado y evitado haciendo ajustes en el tratamiento. La realidad es que durante el tratamiento el paciente no debería sentir molestias, sino que más bien aburrimiento, ¿Qué se puede hacer en una sesión de Diálisis? 

 

Los pacientes de larga duración en diálisis  la piel se va tornando menos sensible en la zona de punción, o que se van acostumbrando, y que los pinchazos cada vez molestan menos. Aunque en mi caso  y experiencia particular tengo que decir que es el momento más doloroso de la sesión.

 


 

 

 

Todo esto no quiere decir que haya pacientes que lo pasen mal durante las sesiones, (es comprensible), pero no por el tratamiento en si, sino por factores externos al tratamiento. Influyen mucho factores, uno de ellos es el estado de ánimo del paciente, la situación familiar, la situación laboral, la económica, etc…, pueden influir, por eso es importante llegar con predisposición a las sesiones e intentar dejar los problemas fuera de ella y procurar tener la mente ocupada durante la sesiones, eso para mi es fundamental e intentar llevar una vida de lo más relajada, tranquila y sana, es lo más recomendable. En mi caso particular el tiempo que le dedico al blog durante las sesiones me ayuda a que el todo transcurra más rápido y más ameno y además me ayuda a tener la mente ocupada. Algo fundamental e importante en estas situación.

 

 


 

Espero que os haya servido de ayuda la información, así que disfruta de la vida luego dónala.

Saludos cordiales.

11 thoughts on “¿La diálisis duele?

  1. Ana Martinez Saavedra

    Soy auxiliar de enfermería, llevo 1 mes y medio en diálisis, mi deseo es volver al trabajo cuando esté preparada y fuerte. Sería factible?. Gracias de antemano.Un saludo.

    1. donavida Post author

      ¿De donde eres?, ¿Te refieres que estás en diálisis como paciente?, si es así, sería bueno que siguieras trabajando si puedes y el cuerpo te lo aguanta, es lo mejor. Saludos y estamos en contacto…

  2. Carmelo

    A algunos de esos profesionales que dicen que todos los dolores y problemas en diálisis son psicosomaticos les daría un par de sesiones para que hablaseno con conocimiento de causa

    1. donavida Post author

      Jajajajaja, es cierto que se puede pasar mal, pero en una sesión no debemos de pasar dolor, gracias y saludos

  3. Pingback: Primer año de vida... - DONAVIDA - Tu Blog sobre Insuficiencia Renal

  4. Pingback: Atados a una máquina - DONAVIDA - Tu Blog sobre Insuficiencia Renal

  5. Pingback: Acceso vasculares para pacientes de Hemodiálisis - DONAVIDA - Tu Blog sobre Insuficiencia Renal

  6. Pingback: Para mis compañeros... - DONAVIDA - Tu Blog sobre Insuficiencia Renal

  7. Pingback: La diabetes abre la puerta a la diálisis... - DONAVIDA - Tu Blog sobre Insuficiencia Renal

  8. Pingback: El miedo al trasplante - DONAVIDA - Tu Blog sobre Insuficiencia Renal

  9. Pingback: Rocío; Una luchadora... - DONAVIDA - Tu Blog sobre Insuficiencia Renal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *